Edad Media

La ocupación sueva y visigoda en Galicia no dejó rastro en Ons, pero los indicios existentes hacen intuir una despoblación total de territorio por culpa de los ataques de estos. La Isla de Ons aparece por primera vez en un documento en el año 899, cuando el rey Alfonso III dona la “Isla Aones” al Cabildo Compostelano.

A pesar de los ataques vikingos durante la Baja Edad Media, se conoció en la Isla un monasterio durante el siglo XV del que ya no queda evidencia y del que se desconoce si albergaba órdenes religiosas de forma estable o si sólo hicieron uso del mismo monjes del interior de la costa para retiros y meditación. Su situación se asocia a un sepulcro antropomorfo que se conserva en un islote en la playa de Area dos Cans, conocido como “Laxe do Crego”, datado en esta época y aunque ya no conserva la tapa, es visible en marea baja. Todo este conjunto histórico fue origen de leyendas populares entre los isleños.