ISLA DE ONS

QUE HACER EN
LA ISLA DE ONS

 

Guía de viaje

» Prepara tu Viaje a Ons

Accede a información útil sobre todos los aspectos a tener en cuenta a la hora de preparar tu visita a la Isla de Ons: reserva de billetes, documentación para viajar, equipaje, etc.

 

 

Reserva tus billetes

La Isla de Ons es uno de los principales destinos turísticos de Galicia, por lo que se recomienda reservar los billetes con la mayor antelación posible, ya que hay plazas limitadas, especialmente en los meses de junio, julio, agosto y septiembre.

La reserva de billetes a la Isla de  Ons se puede hacer directamente desde casa de forma sencilla, rápida y sobre todo, segura. Haz tu reserva a través de la web www.mardeons.com o llamando por teléfono al 986 225 272.

En el momento de realizar la reserva deberás elegir entre todos los puertos de salida disponibles y los veinticuatro horarios.

 

Documentación

Para poder viajar, deberás tener a mano la documentación requerida para poder retirar los billetes reservados (número de reserva o bono de viaje).

Los niños deberán viajar siempre acompañados de un adulto y es necesario que presenten la documentación correspondiente  (DNI, NIE, pasaporte o libro de familia) durante el embarque, pues nuestro personal verificará que los niños son menores de 13 años.

Para poder efectuar el embarque de forma rápida y ágil, agradecemos que lleves contigo la documentación ya preparada.

 

Equipaje

Cada viajero puede llevar a la Isla hasta un máximo de 20 kg de equipaje. No  obstante, es importante que consideres la cantidad que puedes trasladar por ti mismo y prestes especial atención a los objetos de valor. Mar de Ons no se hace responsable de los posibles robos, pérdidas de equipaje u objetos personales de los pasajeros.

Es importante que tengas en cuenta los objetos que están prohibidos llevar a bordo por considerarse ilícitos o peligrosos.

 

Objetos prohibidos

Por razones de seguridad, está prohibido el transporte en el equipaje de mano de cualquier tipo de objeto que pueda poner en riesgo la seguridad de los pasajeros, tales como:

  • Explosivos, municiones, artículos de pirotecnia o bengalas y armas peligrosas.
  • Gases (inflamables, no inflamables, intensamente refrigerados o venenosos) como gas para camping, oxígeno, propano y butano.
  • Líquidos inflamables, como combustibles, pinturas o disolventes.
  • Sólidos inflamables, como artículos de fácil ignición, sustancias sujetas a combustión espontánea, sustancias que emiten gases inflamables al contacto con el agua.
  • Sustancias oxidantes, como sosa o peróxidos.
  • Materiales radioactivos.

 

Viaje con mascotas

Está completamente prohibido desembarcar cualquier tipo de animal en la Isla de Ons, excepto perros lazarillo que acompañen a invidentes. Por lo tanto, si estás interesado en visitar la Isla de Ons y necesitas un servicio de alojamiento de mascotas, dispones de este servicio en la ciudad de Vigo.

Sin embargo, si decides realizar sólo la travesía a la Isla de Ons (sin posibilidad de desembarcar) debes saber que en los barcos se admite cualquier animal de compañía, siempre que esté documentado. Se consideran animales de compañía perros, gatos y aquellos animales inofensivos que accedan al buque provistos de correa, collar y bozal. La mascota deberá permanecer durante toda la travesía en la zona exterior de barco.

Asegúrate de que llevas contigo la cartilla sanitaria de tu mascota y que está perfectamente al día conforme al calendario de vacunas y desparasitaciones.

 

Emisión de billetes de embarque

Los billetes reservados podrán ser emitidos desde el momento de la reserva hasta 30 minutos antes de la hora de salida elegida, en nuestros puntos de información. Para imprimir los billetes, simplemente tendrás que facilitar los datos de reserva que te enviaremos directamente a tu correo electrónico.

Ante cualquier duda, te recomendamos acudir a cualquiera de los puntos de información de Mar de Ons en los que nuestro personal estará encantado de atenderte.

 

Hora límite de embarque

Para embarcar deberéis acudir al punto señalizado con un tiempo mínimo de 15 minutos antes de la salida de su barco. Los viajeros deberán estar en la fila correspondiente y cada persona deberá llevar en la mano su respectivo billete, de modo que el embarque se lleve a cabo de forma ágil y rápida, facilitando de este modo la salida puntual del barco.

 

Recomendaciones

En la Isla de Ons no hay contenedores de basura, por eso recomendamos llevar bolsas para la recogida, etc.

Informarse de la normativa del Parque, participando en su conservación.

Llevar  calzado deportivo y ropa cómoda; tampoco olvidar el impermeable o algo de abrigo para el viaje en barco, en previsión de cambios de temperatura.

Lleva agua y procurar beber en abundancia durante la visita. Una prolongada exposición al sol, a las temperaturas estivales y al viento puede producir problemas de deshidratación.

No olvidar elementos como gafas de sol, gorras y crema de protección solar.

Circular solo por los caminos  destinados a uso público (zonas de visita libre), teniendo en cuenta la señalización.

Es recomendable llevar gafas de buceo, cámara de fotos, de vídeo y prismáticos.

Atender a las instrucciones establecidas por la dirección del Parque y seguir las indicaciones de los guardas del Parque Nacional. Colabora activamente en la conservación de este espacio natural, alertando sobre posibles deficiencias o sugiriendo mejoras; la comunicación es un instrumento básico de gestión.

También es importante saber que no hay servicio médico, a excepción de los meses de verano, que cuentan con un puesto de la Cruz Roja de atención diurna.

 

» Información Práctica

Accede a información útil sobre los aspectos que debes tener en cuenta en el lugar de destino: normas del Parque Nacional, servicios en la Isla de Ons, rutas, playas, etc.

Medidas preventivas a adoptar durante su estancia en las instalaciones y en el embarque y desembarque en el muelle de la Isla de Ons

Normativa del parque

NO está permitido:

  1. Tirar cualquier resto de comida o basura, pues no hay papeleras, por lo que hay que traer la basura al puerto de origen y depositarla en los contenedores a su desembarque.
  2. Desembarcar animales domésticos (excepto perros lazarillo).
  3. Acceder o transitar con vehículos a motor (excepto sillas de ruedas).
  4. Acampar fuera de los lugares destinados a tal fin.
  5. Encender cualquier tipo de fuego, fogata o similar.
  6. Acceder  a las zonas señalizadas como restringidas al público.
  7. Molestar, herir, capturar o matar a los animales silvestres.
  8. Arrancar, cortar o dañar la vegetación, incluidas flores y frutos.
  9. La recolección, destrucción o alteración de elementos de interés, arqueológico, histórico o geológico, tanto terrestres como marinos: piedras, conchas, etc.
  10. Introducir especies animales y/o vegetales autóctonas.
  11. Realizar cualquier actividad que destruya, deteriore o trastorne los elementos naturales singulares de la zona.
  12. Utilizar megafonía o emitir ruidos que puedan alterar la tranquilidad natural del lugar.
  13. La práctica de submarinismo sin autorización previa.
  14. Realizar pesca submarina y pesca deportiva.
  15. Permanecer o transitar con armas, arpones, fusiles submarinos u otros utensilios similares.

SÍ está  permitido:

  1. Llevar comida, siempre y cuando se lleven los residuos al punto de origen, ya que no hay papeleras.
  2. Fumar, siempre y cuando no se tire al suelo la colilla.
  3. Desembarcar perros lazarillo.
  4. Acceder con sillas de ruedas manuales (a motor no pueden subir al barco).

Servicios básicos

Asistencia sanitaria – Hasta la fecha, ninguno de los archipiélagos cuenta con personal sanitario de forma permanente, tan sólo en los meses de Julio, Agosto y Septiembre existe este servicio durante el día, ya que coincide con la mayor afluencia de visitantes. En la Isla de Ons, el servicio de asistencia sanitaria se localiza en el cruce de caminos del barrio de Curro de camino hacia el Faro. Cuenta con un DUE y un socorrista.

Agua potable – Uno de los motivos que propiciaron los asentamientos humanos desde antiguo en la isla fue la existencia de manantiales propios. No obstante, aunque las necesidades en este caso están cubiertas, es importante tener en cuenta que el agua potable es un bien escaso, aún más en los periodos más secos y que coinciden con los de mayor afluencia de visitantes. En la Isla de Ons las fuentes están señalizadas, pero no se garantiza su potabilidad, por lo que se recomienda llevar agua en abundancia para visitar la isla, ya que se trata de un territorio con viento y mucha sal en el aire que propicia la deshidratación bajo el sol.

Aseos públicos – En la Isla de Ons no existen aseos públicos independientes de otros servicios, pero se podrán utilizar los aseos que los bares disponen para sus clientes de forma pública. No obstante, estos aseos no son accesibles a personas con movilidad reducida.

Áreas de descanso – Aprovechando el abrigo natural que proporcionan los árboles, se habilitaron varias zonas de descanso junto a alguno de los caminos más frecuentados, complementadas con mesas o bancos que permiten al visitante hacer un alto en el camino para descansar, comer o simplemente sentarse a gozar del paisaje y la tranquilidad. En la Isla de Ons hay mesas y bancos de madera tras la Playa de Area dos Cans, junto a la zona de acampada, y en la Playa de As Dornas que, además, dispone de una fuente cercana.

Servicios de atención al visitante

Con el objetivo de ofrecer al visitante una atención personalizada que le permita conocer el espacio protegido y realizar una visita de calidad, el Parque Nacional dispone de una serie de equipamientos específicos, así como de los servicios básicos requeridos para la recepción y acogida de visitantes. Ons cuenta, actualmente, con los siguientes equipamientos:

Caseta de Información: En la Isla de Ons hay una caseta de información justo al final del muelle de acceso, frente a la Playa de As Dornas. En ella se puede solicitar toda la información que se precise sobre el Parque Nacional, tanto en cuestión de servicios como de posibles actividades a realizar en la isla. Su principal objetivo es ofrecer al visitante toda la información que le permita aprovechar al máximo su visita al Parque. Este servicio está disponible siempre que haya servicio regular de transporte marítimo y funciona con horario interrumpido al mediodía durante los meses de Julio y Agosto.

Centro de Visitantes de Ons: Situado en el barrio de Curro y frente a la iglesia, en la construcción del antiguo Centro Cívico de Ons, encontramos este centro de interpretación basado en el patrimonio y etnografía de la isla y de los antiguos isleños. Ons, isla de leyendas y tradiciones, tiene una larga vida llena de acontecimientos que condicionaron la supervivencia de sus habitantes y dio lugar a una cultura con amplio conocimiento de la naturaleza y creencias populares que marcaban el quehacer diario. La exposición de este centro recoge una muestra de los valores naturales de este archipiélago y un viaje más detallado por su historia, costumbres y vida en la isla en épocas anteriores. El centro, generalmente, permanece abierto durante la temporada estival.

Miradores: Aunque existen multitud de lugares en la isla desde los que admirar el paisaje, tan solo se consideran como tales algunos de ellos, que por su elevado interés paisajístico, amplitud y localización son accesibles para la mayor parte de los visitantes. En Ons, el mirador de Fedorentos ofrece una impresionante panorámica de la Isla de Onza, las Islas Cíes, la Costa de la Vela y la zona continental más próxima a los archipiélagos.

Aunque no está indicado como mirador, el entorno del Faro de Ons presenta unas vistas paisajísticas espectaculares que permiten divisar el archipiélago de Sálvora y reconocer los pueblos costeros de la Ría de Pontevedra y alguno de la Ría de Arousa.

Paneles informativos y señalización: El Parque Nacional tiene en Ons un panel informativo de bienvenida al final del muelle. El panel muestra un mapa específico del archipiélago con los servicios, puntos de interés, e itinerarios; además de un mapa general con la situación del Parque Nacional y algunos aspectos básicos de la normativa  de este espacio natural.

En cuanto a la señalización están distribuidas de modo indicativo las señales de dirección de los principales itinerarios y puntos de interés. Además, dada la abundancia de caminos en la isla, existe una red de postes de dirección que permiten reconocer el camino a seguir de los itinerarios indicados en el mapa. Encontraremos, también, cartelería específica para indicación de las zonas de reserva, restringidas o cerradas por motivos de gestión, así como algunos paneles interpretativos.

Servicios hoteleros

Restaurante Casa Checho ofrece la mayor y mejor oferta de platos típicos de gran calidad, a base de productos frescos y recién pescados, tales como pulpo y empanada de zamburiñas, entre otros.

» Cómo llegar: Planos de nuestros puertos

 

Rutas de senderismo

» Ruta Sur

Permite recorrer la parte sur de la isla accediendo al mirador de Fedorentos y al Buraco do Inferno.

La ruta comienza en la caseta de información de Ons, que está justo al final del muelle. Desde allí sube por una fuerte y corta pendiente inicial y atraviesa O Curro, el núcleo más importante de población.

En su primer tramo, paralela a las playas de la costa sureste: tras la primera de ellas, Area dos Cans, se puede divisar, el grupo de rocas donde se encuentra O Laxe do Crego, sarcófago antropomorfo datado en el medievo y desde entonces objeto de múltiples leyendas. Un poco más allá, aparece la Playa de Canexol y su frágil complejo dunar, actualmente en proceso de recuperación. Frente a ella, al otro lado del camino, la antigua casa rectoral con sus tradicionales hórreos, la escuela, el cercano cementerioy la iglesia vieja son parte de la historia del hombre en la isla. Las viviendas que se encuentran en el camino, algunas de ellas aún hoy habitadas, formaban los barrios de Canexol y Pereiró.

El camino nos conducirá, en unos 45 minutos desde el inicio de la ruta, al hermoso mirador de Fedorentos , desde donde nos ofrece las mejores vistas al cercano islote de Onza y a la entrada de la Ría de Pontevedra, viéndose al fondo el majestuoso archipiélago de las Cíes. Volviendo un poco atrás hacia el oeste, está  el Buraco do Inferno, donde los continuos embates del océano han construido esta curiosa formación geológica, un agujero de más de 30 metros que se comunica con el mar, produciendo un sonido ronco inolvidable, entre los verticales acantilados que componen esta zona de la isla. Desde aquí seguimos bordeando la costa occidental hasta alcanzar la Ensenada de Caniveliñas.

LONGITUD:

6,2km (ida y vuelta)

DURACIÓN:

2h 30min (ida y vuelta)

DIFICULTAD:

Media – Alta

TIPO:

ida y vuelta

Con un desnivel de 100 m, recorre la parte norte de la isla cruzando la misma por su parte más estrecha y paseando por encima del acantilado de su fachada atlántica.

Esta ruta parte del muelle de As Dornas, llamado así por el nombre que recibían las antiguas embarcaciones de este pueblo marinero. Pasa por el pequeño pueblo de Curro y al llegar al cruce principal, frente a la iglesia, continúa por la pista asfaltada de la isla, que llega hasta el Faro de Ons. Ésta asciende suavemente por la vertiente este de la isla, dejándonos contemplar la extensa Ría de Pontevedra y la recortada Costa da Vela.

El camino continúa subiendo hacia el Norte, hasta llegar al punto más alto del itinerario: el cruce en el que se juntan la pista que viene del Faro.

Hasta aquí se tarda unos 40’ aproximadamente. El camino continúa hacia el norte entre tojos, brezos y retamas, con el inmenso Océano Atlántico como continuo fondo escénico. Si la visibilidad lo permite, desde aquí se puede divisar la Isla de Sálvora, con Ribeira al fondo, la entrada de la Ría de Arousa y la punta de la península de O Grove. El camino, ahora descendente, sigue ondulando hasta llegar a un cruce en el que si giramos a nuestra izquierda nos dejará, en unos quince minutos, en el mirador de Punta Centolo. Después de unas 2h de recorrido, este espectacular balcón, situado en el extremo Norte de la Isla de Ons, nos permitirá disfrutar de una de las vistas más bellas y completas del litoral: Sálvora, ahora muy cercana con la costa ribeirense y la recortada sierra del Barbanza; detrás la península de O Grove, A Lanzada, la Ría de Pontevedra, la pequeña Ría de Aldán, Costa da Vela, Onza y las Islas Cíes como telón de fondo.

La importancia de este lugar, además de paisajística, radica en que se trata de una de las zonas de cría de cormorán moñudo y gaviota patiamarilla, las dos especies de aves marinas más abundantes y representativas del Parque Nacional; por esta razón, el acceso al mirador se encuentra restringido desde el 15 de Febrero hasta el 31 de Julio, época de nidificación de dichas aves. Al contrario de las siempre bulliciosas gaviotas, que jugarán con el viento a nuestro lado, para observar a los huidizos cormoranes moñudos deberemos fijarnos en los peñascos e islotes más alejados, donde se agrupan para secar su negro plumaje al sol. Pasaremos por Punta Liñeiros y Punta Xubenco, hasta llegar a la playa de Melide, el arenal más hermoso de Ons. Hace años, Melide era el lugar escogido por muchos visitantes para pasar largas temporadas en la isla; de ésta época tan solo pervive la tradición nudista de la playa, ya que actualmente sólo se permite acampar en la zona establecida para ello, en el lugar de Chan da Pólvora. Próximo a la bajada a la playa, al sur de la misma, comienza el camino que bordeando la costa este de Ons, nos llevará al punto de partida. Al principio, entre eucaliptos, que poco a poco van dejando sitio a la vegetación autóctona, como algunos jóvenes carballos, laureles e incluso un ejemplar de Cytisus insularis, una retama por ahora sólo descrita en Ons y Sálvora, que podemos observar en el camino, junto a un pequeño saúco. Cuando el matorral se hace predominante, será interesante echar la vista atrás para ver el Alto de Centulo y Melide, con la barra arenosa de A Lanzada al fondo. Al poco, llegando al barrio de Cucorno y tras la ladera cubierta de sauces, se puede divisar parte de la linterna del Faro.

 

» Ruta Norte

LONGITUD:

8,1km (ida y vuelta)

DURACIÓN:

3h 0min (ida y vuelta)

DIFICULTAD:

Media – Alta

TIPO:

ida y vuelta

» Ruta del Faro

Esta ruta parte de la caseta y sube hacia el Curro, el principal núcleo de población de la isla.

A nuestra derecha, las primeras casas que encontramos y que hoy son las dependencias de parte del personal del parque, cuentan parte de la historia de la isla; allí se ubicó la primera fábrica de salazón, a mediados del S.XIX, hecho que cambió la vida de los isleños, modificando parte de su actividad pesquera y propiciando un periodo de bonanza económica y un crecimiento notable de la población residente.

Más tarde, después del cierre de la fábrica a comienzos del S.XX, se instaló allí la familia Riobó, por aquel entonces propietaria de la isla. Una vez en el cruce principal, después de atravesar el pueblo, continúa la ruta por la pista asfaltada que comienza ascendiendo suavemente hacia el suroeste. A unos 200m a la derecha podemos observar uno de los casales que mejor muestra la arquitectura propia de la zona: planta rectangular, piso bajo, puertas y ventanas orientadas hacia el Este, galpón, hórreo y un espacio para guardar la dorna, embarcación pesquera tradicional, en seco.

Antes de tomar la siguiente curva, las espléndidas vistas de la Ría de Pontevedra nos harán hacer un pequeño alto en el camino. Serpentea ahora entre antiguos campos de cultivo. Un poco después, unas cuantas casas diseminadas nos avisan de que hemos llegado al barrio de Cucorno. Al fondo, se recorta la gran torre hexagonal del Faro de Ons.

Actualmente no es posible, salvo autorización expresa, acceder al recinto del Faro, así que nos desviaremos, 100 m antes del mismo, por una pista que a nuestra izquierda se dirige hacia la parte oeste de la isla.  En unos minutos estaremos junto al desvío que accede al pequeño helipuerto y al que merece la pena acercarse, ya que allí es desde donde mejor se contempla el magnífico edificio del Faro. Situado en el punto más alto de la isla, a 119m sobre el nivel del mar, eleva su linterna hasta los 128m; junto con el de Sálvora, es uno de los pocos que quedan en España aún atendidos por fareros. De forma ininterrumpida desde 1926, año en el que empezó a funcionar, primero con petróleo y hoy en día a través de un sistema de placas solares, su potente haz de luz sirve de guía a las numerosas rutas marítimas que recorren las Rías Baixas.

Después de imaginarnos la dura pero interesante vida de un farero, volveremos sobre nuestros pasos para retomar la pista anterior, que desemboca en la que bordea toda la costa oeste. Nos dirigiremos hacia el Sur (a nuestra izquierda), siguiendo el camino que desciende entre el espeso matorral de tojos, brezos y jaras que comienzan a perder terreno frente a las duras condiciones que impone el océano atlántico, lo que comprobamos en los recortados acantilados modelados por la fuerza del agua.

La Ensenada de Caniveliñas, que poco a poco va llenando nuestro campo de visión, es el profundo entrante que determina la zona más estrecha de la isla, de unos 350m de ancho

LONGITUD:

4,0km (ida y vuelta)

DURACIÓN:

1h 30min (ida y vuelta)

DIFICULTAD:

Baja

TIPO:

ida y vuelta

Es la más corta de las rutas y la más transitada y va desde el muelle de atraque hasta  la antigua batería del Castelo das Rodas.

El primer punto de interés de esta ruta, es la Playa de As Dornas, un pequeño arenal que recibe su nombre de las antiguas embarcaciones usadas por los isleños, las dornas. Este tipo de embarcaciones, herencia de las primitivas naves normandas que en el S.X invadieron estas costas y que fueron adaptadas por los isleños a las condiciones y tipo de pesca de la zona, podían verse en gran número en este fondeadero natural. Hoy en día, tan sólo algunas de ellas, prácticamente en desuso, descansan en la arena. Subiendo las escaleras junto a la fuente, entre árboles, se encuentra una pequeña zona de descanso equipada con mesas de madera que dejaremos a nuestra izquierda para tomar el sendero, que discurre bordeando suavemente la costa hacia el norte. Si miramos hacia atrás, aparece el muelle de Ons y tras él, la costa sur de la Ría de Pontevedra. El mar, a nuestra derecha, modela incansable el perfil de la costa, trabajo que muestran las rocas durante la bajamar.

Cruzamos una pequeña vaguada en la que el arbolado autóctono de rivera, como los sauces, nos indican la presencia de agua dulce, que en estas islas, a diferencia de Cíes, es abundante. Un poco más adelante, mirando hacia la izquierda a la altura de un pequeño claro, veremos asomarse la linterna del Faro de Ons, a 128m sobre el nivel del mar. El camino, que ahora serpentea entre  un corredor de espinos, endrinos, jaras, tojos y helechos sobre una mullida alfombra de tréboles y silenes,  nos llevará hasta el mirador do Castelo (15 minutos desde el muelle), antigua fortificación de carácter defensivo, hoy en día en ruinas, y que encontraremos a la derecha del claro en el que desemboca el sendero.

Esta magnífica atalaya nos ofrece unas hermosas vistas de toda la costa oriental de la Isla de Ons y de la Ría de Pontevedra. Hacia el Norte, en primer plano, vemos la Playa de Melide, el arenal más hermoso y emblemático de la Isla de Ons. Al Sur, el muelle, Curro, la playa de Canexol, la pequeña Isla de Onza y al fondo, casi siempre entre brumas, el archipiélago de Cíes.

Siguiendo la línea de costa, destaca el recortado perfil de Costa da Vela, la pequeña Ría de Aldán, Bueu, el interior de la Ría de Pontevedra y hacia el Norte, la espectacular playa de A Lanzada.

» Ruta del Castelo

LONGITUD:

1,1km (ida y vuelta)

DURACIÓN:

0h 40min (ida y vuelta)

DIFICULTAD:

Baja

TIPO:

ida y vuelta

 

Excursiones

» Excursiones Isla de Ons: rutas guiadas

Esta experiencia ofrece a nuestros clientes la posibilidad de descubrir en profundidad la pintoresca Isla de Ons y su incomparable encanto marinero. Llena tus sentidos de nuevas sensaciones en contacto con la naturaleza, siente la inmensidad del Océano Atlántico y descubre las hermosas playas de aguas cristalinas, que ofrecen una familiar mirada hacia la Ría de Pontevedra.

Descubre este fantástico lugar de la mano de nuestros guías especializados a través de las rutas oficiales diseñadas por Parques Nacionales. Un guía experto te acompañará durante todo el transcurso de la ruta para darte a conocer de primera mano su historia, sus playas, sus impresionantes vistas, etc.

 

ITINERARIOS

 

RUTA SUR

Esta ruta, de dos horas y media de duración, permite recorrer la parte sur de la Isla de Ons accediendo al mirador de Fedorentos. Con poco más de 6 kilómetros de longitud y un ligero desnivel de unos 86 metros, destaca por las impresionantes vistas desde sus dos miradores y por sus peculiares formas geológicas.

La belleza de la Isla de Ons no es solo paisajística, sino que se alimenta de leyendas y rincones mágicos, como el Buraco do Inferno, una grieta vertical que desciende hacia el mar, desde donde cuentan que se escuchan los lamentos de las almas que vagan entre dos mundos tratando de explicar sus pecados y borrar sus culpas para alejarse del averno y descansar en paz.

RUTA NORTE

Con una longitud de 8,1 kilómetros y un desnivel de 100 metros, esta ruta recorre la parte norte de la isla, cruzando por su parte más estrecha y paseando por encima del acantilado de su fachada atlántica.

A lo largo de las tres horas que dura el recorrido, el camino discurre por Punta Liñeiros y Punta Xobenco y permite observar a numerosas aves y sus zonas de cría.

RUTA FARO

Con una longitud de 4 kilómetros y un desnivel de 120 metros esta ruta, de una hora y media de duración, nos ofrece un pequeño recorrido que nos permitirá hacernos una idea general de la isla. Este trayecto nos acerca a la parte más estrecha de la misma, la Ensenada de Caniveliñas, donde se puede apreciar una de las fuentes de agua dulce más importantes. Desde allí, recorre la fachada atlántica subiendo hasta el punto más alto, el faro, que ofrece unas vistas panorámicas inigualables.

Cabe destacar que el Faro de Ons es uno de los de mayor alcance de España y también uno de los más grandes. Se sitúa en la parte más alta de la isla, en la aldea y monte de O Cucorno. Se encendió por primera vez el 3 de abril de 1865. En el año 1932, el faro se revistió exteriormente con azulejos y, junto a los de Sálvora y Sisargas, fue de los últimos faros de petróleo a presión que existieron. En el año 1990, su alimentación se reconvirtió a energía fotovoltaica. El faro, que tiene la peculiaridad de estar recubierto de azulejo, es obra del arquitecto Rafael de la Cerda, quien construyó otro gemelo en la Isla de A Rúa (Ría de Arousa).

RUTA DO CASTELO

Con una longitud de 1,1 kilómetros y un desnivel de 33 metros, la Ruta de O Castelo va desde el muelle de atraque hasta la antigua batería del Castelo das Rodas. Es la más liviana de la rutas y pasa por la Playa das Dornas donde se pueden ver algunas embarcaciones tradicionales.

RECOMENDACIONES

Se recomienda llevar ropa y calzado cómodo, protección solar, gorra o sombrero y gafas de sol. También se debe llevar agua e, incluso, algo para comer aunque en la Isla de Ons cuentas con Casa Checho, donde podrás encontrar una gran variedad de comida y bebidas.

 

Naturaleza

» Espacio Natural Protegido

Gracias a su biodiversidad marina y terrestre, el Archipiélago de Ons forma parte del Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, desde el año 2002, junto con los archipiélagos de Islas Cíes, Sálvora y la Isla de Cortegada. Sus fondos marinos son una importante reserva natural que sirven de criadero para muchas especies.

La Isla de Ons cuentan además con otros sistemas de protección natural, pues pertenece a la Red Europea Natura 2000, al Convenio OSPAR 2008. Es una Zona de Especial Protección para las Aves, es Lugar de Importancia Comunitaria y posee la Bandera Azul en la Playa de Melide.

A diferencia de las Islas Cíes, la isla principal de Ons está habitada regularmente todo el año. Se trata de un pueblo marinero con gran encanto y con grandes peculiaridades insulares. Es un lugar único donde el tiempo se detiene para contemplar esta magnífica joya de la naturaleza.

El clima de Ons, al igual que el resto del Parque Nacional Marítimo Terrestre, es el llamado clima mediterráneo subhúmedo de transición atlántica, lo que permite la proliferación de una gran variedad de especies.

En el Archipiélago de Ons llueve casi la mitad que en las zonas costeras próximas, lo que demuestra que el efecto de la insularidad es muy importante. La media anual de precipitaciones se sitúa entre los 800-900 mm aproximadamente.

Este agradable clima es el más caluroso de Galicia, con una temperatura media anual que oscila entre 13 y 15 grados, elevándose la oscilación en las estaciones de primavera y verano hasta los 18-20 grados. En verano, con frecuencia se alcanzan máximas de 35 grados.

» Clima de la Isla

» Flora Terrestre

La flora terrestre del Archipiélago de Ons se caracteriza principalmente por la existencia de numerosas especies endémicas. En su territorio se encuentran especies vegetales que ya han desaparecido de otras zonas del planeta hace millones de años y ejemplares con siglos de vida que han sido testigos mudos del paso del tiempo.

La Isla de Ons presenta un paisaje donde predominan formaciones arbustivas, como tojos, brezos, helechos, hiniestas, espinos albares y endrinos reduciéndose la vegetación arbórea a los sauces y alisos de los regatos y fuentes y a algún ejemplar de pino, eucalipto y roble melojo.

En los acantilados de Ons se distinguen varias bandas de vegetación según su proximidad al mar. En las zonas más bajas, abunda el perejil de mar y la armenia. En sectores más húmedos, la manzanilla marina.

Actualmente, queda poca flora autóctona en la isla, como los rebollos y los alcornoques. La mítica hierba camariña está hoy en día extinta en la isla.

Su adecuada situación geográfica, su especial microclima y la existencia de una gran variedad de ecosistemas, hacen posible la existencia de diferentes especies animales en la Isla de Ons. La gran variedad de especies animales que habitan la isla es similar a la de las Islas Cíes y al resto del Parque Nacional.

La privilegiada situación de las islas la convierten en un hábitat perfecto para diversas colonias de aves marinas que las escogen para su cría o como parada en sus largas migraciones.

El colectivo animal más importante es la colonia de Cormorán Moñudo, que cría en los acantilados más inaccesibles y es el núcleo de cría más importante de la Península Ibérica, junto con el de las Islas Cíes. Otras aves que suelen criar en este espacio son la gaviota arentea, el alcatraz europeo, el charrán patinegro, la pardela balear y palomas salvajes.

Destacan también las colonias de aves rapaces como el azor, el busardo ratonero, el halcón peregrino y el vencejo real entre otros. Prácticamente desaparecieron la perdiz y el arao, que hasta los años 60 solían anidar entre las rocas.

Entre los anfibios más importantes, destacan el tritón ibérico y la salamandra de tierra; entre los reptiles, el lagarto ocelado y la culebra de escalera.

Los mamíferos terrestres son escasos, destacando las musarañas comunes y las nutrias. Existe también algún ejemplar de ciervo en libertad, soltado hace algunas décadas con fines cinegéticos.

» Fauna  terrestre

» Medio Marino

El Medio Marino de la Isla de Ons es un territorio único que acoge a una gran variedad de seres vivos, muchos de ellos exclusivos de este pequeño rincón del Atlántico. Destaca  principalmente por su biodiversidad y la espectacularidad de sus fondos. El 85% del Parque Nacional Marítimo Terrestre pertenece al dominio del océano, alcanzando profundidades de 70 metros en algunos puntos. Las zonas marinas del parque presentan un elevado valor ecológico, tanto por los espectaculares paisajes sumergidos como por la riqueza de su fauna y flora.

Sin lugar a duda, los fondos marinos son una parte imprescindible dentro del Parque Nacional, pues en sus entrañas esconden grandes tesoros de la naturaleza, que hacen que sea un lugar digno de proteger y cuidar.

La biodiversidad que caracteriza este medio marino es consecuencia de sus particulares condiciones oceanográficas y de los múltiples hábitats que en él se encuentran, que crean unas condiciones idóneas para el asentamiento y desarrollo de una gran variedad de comunidades representativas de los fondos atlánticos gallegos.

El afloramiento de las corrientes de aguas frías del mar, frente a las costas de las Rías Baixas, hacen que sus aguas sean muy ricas en nutrientes y oxígeno proporcionando las características principales a la riqueza biológica del entorno.

La variedad y riqueza de los fondos submarinos de Ons implican una gran diversidad y abundancia de peces y mariscos, grandes protagonistas de la gastronomía de la isla.

El mamífero marino más abundante en las aguas de la Isla de Ons es el delfín común, siendo también relativamente frecuentes los avistamientos de arroaces y cachalotes. Tampoco es raro el avistamiento de algún rocual común y en menor medida, otros cetáceos.

A veces se acercan a sus aguas algunos ejemplares de tortuga laúd  y tortuga boba, pero estos avistamientos son cada vez más raros.

 

Historia

» Prehistoria

Los primeros indicios de pobladores en Ons corresponden a asentamientos de cultura castreña de la Edad de Bronce.

El más conocido, todavía sin excavar, se encuentra por encima del Barrio de Canexol y es conocido como “Castelo dos Mouros”. La falta de prospección de este castro implica que tampoco haya registro de la ocupación romana en la isla, pues solían instalarse en los poblados célticos preexistentes.

El otro castro que se conoce como “Cova da Loba” se situó en la zona norte de la isla, pero de él no quedan más que restos de cerámica, baldosas y abundantes concheiros.

Recientemente trabajos de prospección arqueológica han sacado a la luz la existencia de varias representaciones gráficas o petroglifos que se adscriben a una etapa histórica entre los siglos IV a.C. y II d.C., algo casi inédito en un territorio insular.

El Castro de Canexol.

La falta de prospección del castro situado en Canexol hace que no existan registros de la ocupación romana en la isla, pues estos pueblos solían instalarse en los poblados celtas preexistentes. No obstante la presencia romana queda prácticamente constatada con el reciente hallazgo de un yacimiento en el entorno de Canexol. Su situación y las estructuras y materiales que presenta, se asocian a una explotación de recursos marinos de época romana.

» Edad Antigua

» Edad Media

La ocupación sueva y visigoda en Galicia no dejó rastro en Ons.

Sin embargo, los indicios existentes hacen intuir una despoblación total de territorio por culpa de los ataques de éstos.

Piratas y Corsarios en Isla de Ons.

La Edad Moderna fue una época de inestabilidad en Ons debido a los numerosos saqueos y asedios de piratas. A finales del siglo XVI comenzó el asedio de corsarios ingleses, el más conocido y temido incluso por los suyos fue Francis Drake, y también piratas turcos y berberiscos. Los saqueos y la quema de dependencias de este lugar, terminó con la huida a la costa de los pobladores ya entrado el siglo XVIII.

» Edad Moderna

» Edad Contemporánea

En el siglo XVI la iglesia había concedido la isla en feudo a la familia Montenegro pero los continuos ataques de corsarios y piratas durante la Edad Media hicieron que la isla quedara deshabitada en el siglo XVIII. En el año 1810, la Junta Provincial de Armamento y Defensa decidió fortificar la isla, quedando la propiedad de los Montenegro más segura.

De esta época destacan las fortalezas de Pereiró, de la que sólo quedan algunas piedras, y la del “Castelo de Roda”, situada cerca del muelle. El aumento de la seguridad permitió la repoblación y se instauró una división parcelaria de terrenos que el Estado cedía a los isleños para su cultivo a cambio de un canon. La recaudación se destinaba, en principio, a sufragar las fortificaciones y, después, pasó a entregarse a los señores de la Isla.

Entre los años 1835-1840, se instaló la primera fábrica de salazón cerca del muelle y cambió la vida de los isleños, que hicieron de la pesca su actividad económica principal y aumentaron su población; cuando finalmente la empresa cerró, trasladaron a la costa la venta de las capturas.

En 1929, Manuel Riobó compró la isla e instaló una sociedad mercantil dedicada al secado y comercialización de pulpo y congrio, que motivó que los isleños se especializasen en estas especies. El heredero de esta sociedad, Didio Riobó, se suicidó al empezar la Guerra Civil y la Isla quedó sin gestión directa. En el año 1940, el Estado expropió la isla para defensa nacional y el Ministerio de Ejército se hizo cargo de ella en 1943, con intención de instalar una base de submarinos que nunca llegó a construirse. Cuando la II Guerra Mundial terminó, la Isla de Ons pasó por distintas administraciones del Estado.

Durante los años 40 y 50 la Isla de Ons vivió su mejor época, con casi 500 habitantes. Su despoblamiento progresivo en apenas 20 años, debido a la falta de una mejora de las condiciones de vida de los isleños, fue parejo, al igual que en las Islas Cíes, al auge turístico, especialmente importante a partir de los años 70. Actualmente Ons es la única de las Islas Atlánticas que todavía conserva una población estable, aunque de menos de 20 personas.

Desde hace muchos años, la Isla de Ons es conocida por varias de sus leyendas, que la hacen más atractiva para el turista, como la del famoso Buraco do Inferno, lugar desde el que se dice que se pueden oír los lamentos de las almas de los que sufren tormento por sus pecados.

Actualmente pertenece al Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Illas Atlánticas y es un destino turístico de naturaleza y gastronomía.

 

Gastronomía

» Gastronomía en la Isla de Ons

Los grandes platos de la cocina gallega nunca fueron elaborados ni por la nobleza ni por los intelectuales, sino por labradores, marineros y amas de casa. Si hay un lugar en Galicia donde ésto pervive de una manera más auténtica y tradicional es, sin duda, en la Isla de Ons, donde aprovechando la extraordinaria materia prima que ofrece la tierra y el mar, la gastronomía se ha convertido en uno de sus principales atractivos turísticos. Se trata del destino perfecto para los amantes de la cocina más tradicional y auténtica.

La sabiduría popular ha permitido que sigan predominando los productos locales, cocinados con sencillas recetas para que cada cosa sepa a lo que es. Pero la sencillez no impide que en la mayoría de los platos resulte patente el ingenio.

Su plato estrella es el pulpo, preparado en caldeirada o “á feira”. Sin embargo, también se pueden degustar otros productos frescos del mar de primera categoría, fruto de la pesca artesanal y de la  tradición de esta isla, como son la lubina, las almejas, las navajas o las zamburiñas. El inconfundible sabor de sus platos hará las delicias de cualquier paladar.

Además, el viajero se verá sorprendido por la calidad de sus vinos, especialmente los blancos de la Denominaciones de Origen Rías Baixas o Ribeiro; de sus postres, hechos de forma artesanal y de sus impresionantes vistas al mar.

Para poder apreciar la gastronomía del lugar en todo su esplendor y realizar un viaje culinario a través del recuerdo y la tradición, la isla dispone de un restaurante donde se elaboran los platos más representativos. Casa Checho es un establecimiento donde la calidad es superior al precio y el ambiente tiene aromas de familia.

Los pescados y mariscos frescos del día son la especialidad de la casa; sus sencillas y tradicionales elaboraciones, su firma. La caldeirada de pulpo y la empanada de maíz con zamburiñas son su principal seña de identidad.

Situado en el barrio de O Curro, cuenta con unas espectaculares vistas por su situación privilegiada encima del mar, tanto en su comedor como en su terraza exterior.

Datos de contacto: Curro 10 Aptdo.36930 Teléfono: 986687698

» Casa Checho

» Pulpo «á illa»

La pesca ha sido la actividad más importante de los isleños desde sus orígenes y se ha convertido en su principal seña de identidad. El pulpo, pescado con artes milenarias, es el principal protagonista de su gastronomía, haciendo las delicias de todos aquellos que se desplazan a la Isla de Ons para degustar este plato único e incomparable.

Entre las diferentes variedades de preparación la más tradicional es en caldeirada. Esta receta fusiona dos ingredientes tradicionales de la isla: el pulpo y las patatas, que se riegan con una salsa hecha con aceite, ajo, cebolla y pimentón.

Saborea y siente la explosión de tus papilas gustativas al catar el inconfundible sabor del pulpo de la Isla de Ons, al degustar su suave textura, al oler su embriagador aroma y al sentir su esencia donde se unen todos sus ingredientes. Déjate envolver por una Isla impregnada con el sabor de lo auténtico.

 

Fotos Isla de Ons

 

NO ESPERES MÁS…

RESERVA YA TU BILLETE

El billete para el destino de tus sueños

- +
- -
- +

AVISO IMPORTANTE

SI VAS A VIAJAR A LAS ISLAS CÍES O A LA ISLA DE ONS EN SEMANA SANTA Y A PARTIR DEL 15 DE MAYO (EXCEPTO CAMPISTAS), antes de la compra del billete, debes obtener la autorización solicitada por La Xunta de Galicia, en la que te facilitarán el código pre-reserva (necesario para adquirir el billete de barco).

También puedes disfrutar de...