Siglo XVIII – XX – Cangas

Ya en pleno siglo XVIII, la industria de salazón mejora la economía de la zona. En el año 1750 se instalan varias factorías en Aldán e Hío, que en el siglo XX pasarían a ser fábricas de conservas, que constituyen la principal actividad industrial. De hecho, en Cangas se encontraba una de las tres factorías existentes en Galicia para el tratamiento de la ballena.

La principal industria conservera, Massó, que llegó a tener más de 1.000 puestos de trabajo, entraría en crisis la década de los ochenta, a la vez que se agudizaba la crisis pesquera, lo que genera un nuevo periodo de retroceso económico que encuentra salida en el turismo y la participación activa en la comarca de Vigo.