Historia de Vigo

Prehistoria

En Vigo se han hallado restos arqueológicos que permiten constatar su existencia ya en el paleolítico. De esta época, se encontraron varios útiles tallados en cuarzo y cuarcita

Neolítico

De esta é poca se hallaron construcciones funerarias, denominadas túmulos, fechadas entre los años 3000 y 1800 a. C. También se hallaron grabados rupestres con representaciones de motivos geométricos, de armas y de fauna.

Edad de Bronce

De la Edad de Bronce se encontraron útiles de cerámica, armas de bronce y más grabados rupestres que pertenecen a esta época. Además, es en este período cuando se desarrolla la cultura castreña, que dejó en Vigo numerosos vestigios, como así demuestran los restos de 26 poblados castreños. Esto indica que, en esta época, la zona de Vigo tuvo una de las mayores densidades de población de toda Galicia, siendo el mayor de todos estos poblados el situado en la ladera oeste del Monte del Castro.

Edad Romana

En Vigo, Vicus o Burbida, llamado así en la época romana, los vestigios arqueológicos muestran la existencia de una intensa actividad portuaria y comercial en el litoral, desde el siglo II a. C. hasta el siglo I d. C., en el que se establece la denominada pax romana.

Del proceso de romanización quedan en la ciudad relevantes vestigios como villas romanas, restos de instalaciones portuarias, calles, instalaciones industriales como las salinas y las fábricas de salazón, necrópolis, restos subacuáticos,… así como una intensa romanización de los poblados castreños de todo el municipio.

Asimismo, las últimas excavaciones realizadas, revelan la posible existencia entre los siglos III y VI d. C. de un importante asentamiento humano.

Leer más Leer menos

Edad Media

Esta época se caracteriza por las frecuentes incursiones de los vikingos procedentes del norte de Europa. A partir del siglo XII, la ciudad comienza a recuperar población pero sigue sometida al poder de la Iglesia y de los señores feudales

Siglos XV a XVIII

En esta época Vigo sigue creciendo y ganan protagonismo la actividad artesanal y el comercio, aunque la actividad más importante es la pesca de sardina. En este período tuvo lugar uno de los episodios más sangrientos de la historia de la ciudad, cuando, en el año 1589, Francis Drake arrasó Vigo y atacó diversos puntos de la costa gallega.

En el año 1617, Vigo es atacado por los piratas turcos y, en 1656, debido a los frecuentes ataques marítimos, se construyen las murallas y el Castillo de San Sebastián.

Leer más Leer menos

Siglo XIX

En esta época Vigo sigue creciendo y ganan protagonismo la actividad artesanal y el comercio, aunque la actividad más importante es la pesca de sardina. En este período tuvo lugar uno de los episodios más sangrientos de la historia de la ciudad, cuando, en el año 1589, Francis Drake arrasó Vigo y atacó diversos puntos de la costa gallega.

En el año 1617, Vigo es atacado por los piratas turcos y, en 1656, debido a los frecuentes ataques marítimos, se construyen las murallas y el Castillo de San Sebastián.

Leer más Leer menos

Siglo XX

En este siglo se produce una importante expansión geográfica, con la anexión de los municipios adyacentes de Bouzas y Lavadores, lo que representa un aumento de población significativo. Durante décadas, hasta bien entrada la segunda mitad del siglo, el Puerto de Vigo se convierte en puerta de salida de cientos de miles de gallegos que se embarcan rumbo a América, por aquel entonces una tierra de oportunidades.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las buenas relaciones del régimen franquista con el Tercer Reich, permitieron que el Puerto de Vigo sirviera como base de abastecimiento de combustible y alimentos para numerosos buques y submarinos de la Kriegsmarine; además en la zona de Rande, diversos buques mercantes fondearon para realizar cargas de Wolframio.

En la década de 1940, se traza la Gran Vía y, a partir de la década siguiente, se crearon barrios residenciales como el de Coia. La creciente oferta laboral produjo el llamado éxodo rural, pues atrajo numerosa población de zonas rurales que se establecieron en barrios hoy tan poblados como Teis.

Entre 1960 y 1970, se consolidan grandes industrias en la ciudad, como la fábrica de cerámica Empresas Álvarez; los astilleros Hijos de J. Barreras, Vulcano y el ya desaparecido de Ascón; Citroën y todo el entramado de la industria auxiliar del automóvil; y la no menos importante industria de la pesca congelada, liderada por Pescanova.

A finales de siglo, la crisis del sector naval afectó negativamente a la ciudad, aumentando los conflictos sociales y destruyendo parte del tejido industrial tradicional, vinculado al mar. Sin embargo, desde finales de los 80 se produjo una recuperación económica que fortaleció la ciudad, convirtiéndose en una moderna e importante zona industrializada y de servicios, tendencia que se prolonga hasta la actualidad.

Actualmente, nuestro Puerto es uno de los más importantes del mundo en pesca, base de una flota que opera en todos los mares, con espacio para trasatlánticos, yates y astilleros.

Vigo es la ciudad más habitada de Galicia con 297.241 habitantes y se caracteriza por ser una urbe cosmopolita como pocas, de espíritu emprendedor, con una gran vida social, en la que surgen a menudo nuevas tendencias de renovación cultural y social que se extienden luego a toda Galicia.

Leer más Leer menos

Elige tu destino