Espacio Natural Protegido

El archipiélago de las Islas Cíes es un espacio natural que cuenta con numerosos sistemas de protección, entre los que destaca su inclusión dentro de la Red de Parques Nacionales. Una de las principales medidas que se adoptan para garantizar su conservación es la restricción del número de visitantes diarios.

Originadas por movimientos tectónicos en el cuaternario, las islas forman parte de una cadena montañosa que se hundió en el mar hace varios millones de años. La configuración de las islas tiene dos partes bien diferenciadas: la oriental del interior de la ría es una costa suave con grandes arenales y bosques, mientras que la parte occidental es una sucesión de acantilados y cuevas formadas por la acción del mar, donde miles de parejas de aves tienen su hábitat.

Actualmente el archipiélago está deshabitado por completo. Es un paraíso natural con playas vírgenes, sistemas dunares y naturaleza  en estado puro, totalmente desconectado del mundanal ruido, donde el único medio de transporte para acceder es el barco.

En el año 1980, las Islas Cíes fueron declaradas como Parque Natural con el objetivo de preservar, conservar y regenerar este espacio natural, promoviendo su conocimiento y posibilitando un uso público compatible con la conservación de la naturaleza.

Posteriormente en el año 2002, se crea el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, formado por un conjunto de archipiélagos, islas e islotes que son Cíes, OnsSálvora y Cortegada.

Los parques nacionales son áreas naturales poco transformadas por la acción humana que, sobre la base de su interés paisajístico, geológico, sus ecosistemas o la singularidad de su flora y su fauna, poseen unos valores estéticosecológicos, educativos o científicos por los que merecen una especial protección. En las Islas Cíes están excluidas, por tanto, todas las actividades que alteren o pongan en peligro la estabilidad de los ecosistemas.

Por normativa, el acceso de visitantes a las Islas Cíes está muy limitado por día y cuentan además con otros sistemas de protección como su inclusión en la Red Europea Natura –  Lugares de Importancia Comunitaria LIC o en el Convenio OSPAR 2008, y su consideración como Zona de Especial Protección Para las Aves ZEPA.