El Medio Marino

El medio marino representa aproximadamente el 85% del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Illas Atlánticas de Galicia. La zona submarina que rodea las Islas Cíes forma uno de los ecosistemas más ricos de la costa gallega y cuenta con un importante bosque de algas pardas y corales.

El llamado sistema de afloramiento de aguas costeras, que consiste en un proceso de circulación de aguas que entran y salen de las Rías Gallegas, y la mezcla de agua dulce y salada, favorecen la concentración de nutrientes y microorganismos que suponen fuente de alimento al resto de las especies marinas.

Los fondos marinos del Parque Nacional están formados por cuatro capas bien diferenciadas: la primera formada por arena, la segunda por cascajo, la tercera por Maërl (un tipo de alga coralinacea, donde se crían diferentes especies marinas) y la cuarta por elementos rocosos.

En los acantilados, expuestos al fuerte oleaje, se crían percebes y mejillones. En su parte submarina, muy pedregosa, se pueden encontrar nécoras, centollos, bogavantes y pulpos. En las playas de las zonas más protegidas hay multitud de moluscos bivalvos, así como rodaballos, sollas y lenguados. Las zonas rocosas pero protegidas del interior de las islas están pobladas por verdaderos bosques de anémonas y numerosos erizos de mar.

También podemos encontrarnos con otras especies que habitan bajo las aguas del Parque Nacional como por ejemplo: sargos, nutrias o estrellas de mar.

Habitualmente las aguas que rodean las Cíes son visitadas por delfines, ballenas y tortugas marinas.