Ruta Norte

Con un desnivel de 100 m recorre la parte norte de la isla cruzando la misma por su parte más estrecha y paseando por encima del acantilado de su fachada atlántica.

Puntos de interés: Barrio de Curro –  Punta Centolo –  Punta Xobenco – Punta Liñeiros – Praia de Melide – Faro de Ons

Longitud: 8,1km (ida y vuelta)

Duración: 3h (ida y vuelta)

Dificultad: Media – Alta

Esta ruta parte del muelle de As Dornas, llamado así por el nombre que recibían las antiguas embarcaciones de este pueblo marinero.  Pasa por el pequeño pueblo de Curro y al llegar al cruce principal, frente a la iglesia, continúa por la pista asfaltada de la isla, que llega hasta el Faro de Ons. Ésta asciende suavemente por la vertiente este de la isla, dejándonos contemplar la extensa Ría de Pontevedra y la recortada Costa da Vela.

El camino continúa subiendo hacia el Norte, hasta llegar al punto más alto del itinerario: el cruce en el que se juntan la pista que viene del Faro.

Hasta aquí se tarda unos 40’ aproximadamente. El  camino continúa hacia el norte entre tojos, brezos y retamas, con el inmenso Océano Atlántico como continuo fondo escénico. Si la visibilidad lo permite, desde aquí se puede divisar la isla de Sálvora, con Riveira al fondo, la entrada de la Ría de Arousa y la punta de la península de O Grove. El camino, ahora descendente, sigue ondulando hasta llegar a un cruce en el que si giramos a nuestra izquierda nos dejará, en unos quince minutos, en el mirador de Punta Centolo. Después de unas 2h de recorrido, este espectacular balcón, situado en el extremo Norte de la isla de Ons, nos permitirá disfrutar de una de las vistas más bellas y completas del litoral: Sálvora, ahora muy cercana con las costa riveirense y la recortada sierra del Barbanza; detrás la península de O Grove, A Lanzada, la Ría de Pontevedra, la pequeña Ría de Aldán, Costa da Vela, Onza y las Islas Cíes como telón de fondo.

La importancia de este lugar, además de paisajística, radica en que se trata de una de las zonas de cría de Cormorán moñudo y Gaviota patiamarilla, las dos especies de aves marinas más abundantes y representativas del Parque Nacional; por esta razón, el acceso al mirador se encuentra restringido desde el 15 de Febrero hasta el 31 de Julio, época de nidificación de dichas aves.  Al contrario de las siempre bulliciosas gaviotas, que jugarán con el viento a nuestro lado, para observar a los huidizos cormoranes moñudos deberemos fijarnos en los peñascos e islotes más alejados, donde se agrupan para secar su negro plumaje al sol. Pasaremos por Punta Liñeiros y Punta Xubenco, hasta llegar a la playa de Melide, el arenal más hermoso de Ons. Hace años, Melide era el lugar escogido por muchos visitantes para pasar largas temporadas en la isla; de ésta época  tan solo pervive la tradición nudista de la playa, ya que actualmente sólo se permite acampar en la zona establecida para ello, en el lugar de Chan da Pólvora. Próximo a la bajada a la playa, al sur de la misma, comienza el camino que bordeando la costa este de Ons, nos llevará al punto de partida. Al principio, entre eucaliptos, que poco a poco van dejando sitio a la vegetación autóctona, como algunos jóvenes carballos , laureles  e incluso un ejemplar de Cytisus insularis, una retama por ahora sólo descrita en Ons y Sálvora, que podemos observar en el camino, junto a un pequeño saúco. Cuando el matorral se hace predominante, será interesante echar la vista atrás para ver el Alto de Centulo y Melide, con la barra arenosa de A Lanzada al fondo. Al poco, llegando al barrio de Cucorno y tras la ladera cubierta de sauces, se puede divisar parte de la linterna del Faro.