Flora terrestre

La flora terrestre del Archipiélago de Ons se caracteriza principalmente por la existencia de numerosas especies endémicas. En su territorio se encuentran especies vegetales que ya han desaparecido de otras zonas del planeta hace millones de años y ejemplares con siglos de vida que han sido testigos mudos del paso del tiempo.

La Isla de Ons presenta un paisaje donde predominan formaciones arbustivas, como tojos, brezos, helechos, hiniestas, espinos albares y endrinos reduciéndose la vegetación arbórea a los sauces y alisos de los regatos y fuentes y a algún ejemplar de pino, eucalipto y roble melojo.

En los acantilados de Ons se distinguen varias bandas de vegetación según su proximidad al mar. En las zonas más bajas, abunda el perejil de mar y la armenia. En sectores más húmedos, la manzanilla marina.

Actualmente, queda poca flora autóctona en la Isla, como los rebollos y los alcornoques. La mítica hierba camariña está hoy en día extinta en la Isla.