Prehistoria

Los primeros indicios de pobladores en Ons corresponden a asentamientos  de cultura castreña de la Edad de Bronce. El más conocido, todavía sin excavar, se encuentra por encima del Barrio de Canexol y es conocido como “Castelo dos Mouros”. La falta de prospección de este castro implica que tampoco haya registro de la ocupación romana en la Isla, pues solían instalarse en los poblados célticos preexistentes.

El otro castro que se conoce como “Cova da Loba” se situó en la zona norte de la Isla, pero de él no quedan más que restos de cerámica, baldosas y abundantes concheiros.

Recientemente trabajos de prospección arqueológica han sacado a la luz la existencia de varias representaciones gráficas o petroglifos que se adscriben a una etapa histórica entre los siglos IV a.C. y II d.C., algo casi inédito en un territorio insular.