Manjares del S.XV

La Fiesta de la Arribada es sin duda una gran fiesta gastronómica que ofrece una amplia variedad de productos caseros y naturales de gran calidad y que cada año atrae a numerosos visitantes.

Los productos gastronómicos que se venden en esta feria medieval son naturales, artesanales y caseros, quedando totalmente prohibida la venta y exposición de productos que sufrieran algún tipo de proceso comercial moderno en su contenido, envase o presentación, o que, supuestamente, no existieran en la Edad Media.

Los puestos de comida, instalados en la plaza de Santa Liberta (Praza do Bo Xantar), son una explosión de productos tradicionales, entre los que no faltan las clásicas empanadas y las socorridas tortillas de patata, croquetas y empanadillas. También hay quesos, chorizos, lacón, jamón, pulpo, marisco, frutos secos o fruta.

Sin duda, los dulces típicos que no deberéis perderos son los famosos Ñoclos de Pinzón, un dulce similar a los melindres y con cierto sabor a canela. Otros dulces tradicionales que se pueden degustar son las filloas, bicas, almendrados, rosquillas, cañitas rellenas de crema, mermeladas, leche frita, bizcochos o roscones, entre otros.

La comida se sirve en platos de madera o de barro, y la bebida, en cuncas de barro; los tenedores son de madera o de hierro, y los cuchillos, artesanos. Los mercaderes que atienden estos puestos de venta están obligados a ir vestidos de época.