Noticias

Visitar Islas Cíes es una actividad obligatoria para muchos año tras año, y es que ¡enamoran! Si estais pensando en hacerlo este verano, os recomendamos que os animeis a acampar, tendréis más tiempo para disfrutar de todos sus rincones.

El camping de Islas Cíes

Todo el mundo puede llevar su propia tienda. Además, en el mismo camping ponen a servicio de los usuarios el alquiler de algunas, pero el número es limitado, y la demanda elevada, por ello lo más importante es ¡planear el viaje con tiempo!

Las instalaciones de la zona son completas: restaurante, tienda, duchas, baños, cambiadores adaptados para bebés y para personas con movilidad reducida, lavaderos para la ropa, fregaderos para la loza, wifi y zona de recarga de baterías. Hay que tener en cuenta, que el agua de la isla es limitada, y su consumo en las instalaciones tiene que ser responsable. Al visitar la isla, cada uno debe de gestionar los desperdicios que genera y llevarlos de vuelta a tierra, pero los acampados disponen de contenedores. Dos vigilantes velan las 24 horas por la seguridad de los alojados, y por el respeto hacia las horas de silencio, entre las 00:00 y las 08:00.

Fuente: framepic.files.wordpress.com

Las vistas desde el cámping de las Islas Cíes son impresionantes: al Lago dos Nenos, la Praia de Rodas y a la Ría de Vigo.

Aprovecha la visita de las Islas Cíes en las horas nocturnas

Dos días son suficientes para caminar todas las isla, aunque si quieres hacerlo con más tranquilidad y disfrutar de todas sus playas, rutas y naturaleza, te harán falta algunos más.

Como ya os hemos indicado en otras ocasiones, las Islas Cíes tienen el sello Starlight, reconociéndolas como destino turístico de interés para la observación de las estrellas, gracias a su falta de contaminación lumínica. Si la noche es despejada, las vistas son impresionantes y la época de las Perseidas, de las mejores opciones en Galicia para poder disfrutar de ellas.

Fuente: norting

Además, los atardeceres desde el Alto del Príncipe son espectaculares, con la caída del sol en el mar y las combinaciones de colores infinitas. Otro plan perfecto sería disfrutar del amanecer desde cualquier punto de la isla, pero si se quiere un punto elevado, desde el Faro es un buen lugar.

¿Suena bien no? Esperamos que podáis disfrutar de la experiencia ¡A vivir la aventura!